Espiritualidad, New-Age - Otros
El Yoga ante la Ciencia

El Yoga
Sensación de energía y humor

C. Wood (1993 - Department of Experimental Psychology, University of Oxford), trabajando sobre los efectos de tres procedimientos diferentes (estiramientos mediante posturas, respiración y visualización con meditación), evaluó las modificaciones obtenidas en las percepciones de energía física y mental, y en los estados positivos y negativos del humor. Los sujetos eran voluntarios normales (N = 71, rango de edades entre 21 y 76 años).

El pranayama resultó ser el medio más eficaz para producir un aumento de la energía mental y física percibida, una mayor vigilancia y sentimientos de entusiasmo (P < 0,05).

La relajación y la visualización produjeron efectos de somnolencia y lentitud mucho más manifiestos que el pranayama (P < 0,05).

La tensión arterial diastólica era claramente inferior en quienes meditaban. La frecuencia cardíaca era claramente inferior en los practicantes de la meditación a largo plazo que en los otros. En los que practicaban la meditación se encontró un descenso significativo del colesterol sérico, aunque desplegaran una actividad física comparable. Esto prueba que la meditación yóguica mejora significativamente las funciones respiratorias, los parámetros cardiovasculares y el perfil lipídico.

Los diferentes métodos de meditación
Mantras

Bernardi y cols. (2001) mostraron que el recitar el rosario o mantras respirando lentamente (6/min) induce efectos psicológicos favorables, y probablemente efectos fisiológicos (aumentos sincrónicos de los ritmos cardiovasculares preexistentes, aumento de la sensibilidad « baro-refleja » que regula la presión arterial).

Meditación cíclica

Telles (2000) comparó la combinación cíclica de ejercicios estimulantes y sedantes con shavasana (postura del cadáver). Comprobó una disminución significativa del ritmo respiratorio, un aumento de los volúmenes respiratorios y una disminución del consumo de oxígeno con ambos métodos, aunque la diferencia fue significativamente mayor con la meditación cíclica.

Meditación tántrica
En meditantes tántricos experimentados, Corby (1978) observó un EEG con aumento de alfa y theta, ningún signo de sueño y escasa reacción del sistema autónomo a los estímulos externos, pero registró una súbita activación del sistema simpático al aproximarse el éxtasis.

Kundalini Yoga / relajación
Narayan (1990) cuantificó electromiográficamente el grado de relajación muscular alcanzado durante la práctica del kundalini yoga. Observó (N = 8, 4 hombres, 4 mujeres) una reducción del 58 % con respecto a la referencia (línea de base) en ambos sexos.

Meditación Brahmakumaris
Telles (1993) estudió a 25 hombres adultos con una experiencia de 5 a 25 años de práctica de la meditación Brahmakumaris (Raja yoga), técnica que supone un alto grado de implicación y de concentración. Descubrió que la frecuencia cardíaca aumentaba durante esta forma de meditación. Por el contrario, no registró cambios en cuanto a la Galvanic Skin Respone (GSR) palmar, la amplitud del pletismograma del dedo, ni el ritmo respiratorio.

Estudio de los respiratorios y del pranayama
Mejoría de la fisiología respiratoria
Estudiando las funciones respiratorias de 25 hombres tras diez semanas de práctica de yoga, Makwana y cols. (1988) encontraron una disminución del ritmo respiratorio, un aumento de la capacidad vital, del VEMS (Volumen Espiratorio Máximo forzado del 1er Segundo), de la capacidad respiratoria máxima y del tiempo de retención, mientras que no registraron cambios significativos del volumen corriente ni del índice de Tiffeneau.

Un trabajo de Madanmohan y cols. (1992) muestra que la práctica del yoga durante tres meses aumenta significativamente los índices ventilatorios clásicos, el tiempo de retención con pulmones llenos o vacíos y la fuerza del puño (Hand Grip Strength).

Birkel (2000), estudiando a 287 sujetos, confirmó que el yoga aumenta la capacidad vital.

Telles y cols. (India) dividió en dos un grupo de 28 niñas ansiosas, creando pares de igual edad e igual antigüedad en la escuela. Los sujetos de cada par fueron distribuidos al azar en dos grupos : yoga (relajación) o juego muy activo. La experiencia duró seis meses.

Ambos grupos presentaron una disminución de la frecuencia cardíaca de reposo con respecto al principio (test de Wilcoxon), pero el grupo yoga presentó asimismo una disminución de la frecuencia respiratoria, lo que indica una disminución estable del estado de ansiedad y de estrés.

Yoga y respiración en altitud
Bernardi y cols. (2001) estudiaron los efectos de una simulación de altitud en yoguis y en sujetos control.

Observaron un aumento del volumen minuto respiratorio sólo en estos últimos.

La saturación de oxígeno disminuye en todos, pero más en los controles que en los yoguis, ya sea durante la respiración espontánea, la respiración controlada o la respiracíon yóguica lenta.

La altitud provoca una simpaticotonía (aceleración cardíaca, variabilidad del pulso y de la presión sistólica en los controles, y también en los yoguis, pero de modo muy leve). En todos, este efecto se atenúa al respirar más lentamente de manera voluntaria.


TITLE: An evaluation of the ability to voluntarily reduce the heart rate after a month of yoga practice.

AUTHORS: Shirley Telles, Meesha Joshi, Manoj Dash, P Raghuraj, K V Naveen, H R Nagendra

AFFILIATION: Vivekananda Yoga Research Foundation, Bangalore, India. anvesana@vsnl.com

REFERENCE: Integr Physiol Behav Sci 2004 Apr-Jun 39(2):119-25

The study aimed at determining whether novices to yoga would be able to reduce their heart rate voluntarily and whether the magnitude of reduction would be more after 30 days of yoga training. Two groups (yoga and control, n = 12 each) were assessed on Day 1 and on Day 30. During the intervening 30 days, the yoga group received training in yoga techniques while the control group carried on with their routine. At each assessment the baseline heart rate was recorded for one minute, this was followed by a six-minute period during which participants were asked to attempt to voluntarily reduce their heart rate, using any strategy. Both the baseline heart rate and the lowest heart rate achieved voluntarily during the six-minute period were significantly lower in the yoga group on Day 30 compared to Day 1 by a group average of 10.7 beats per minute (i.e., bpm) and 6.8 bpm, respectively (p < . 05, Wilcoxon paired signed ranks test). In contrast, there was no significant change in either the baseline heart rate or the lowest heart rate achieved voluntarily in the control group on Day 30 compared to Day 1. The results suggest that yoga training can enable practitioners to use their own strategies to reduce the heart rate, which has possible therapeutic applications.*

*Este estudio se realizó con el fin de determinar si los principiantes en la práctica del yoga eran capaces de reducir voluntariamente su ritmo cardíaco, y si la magnitud de tal reducción aumentaba tras 30 días de práctica de yoga. Se evaluaron dos grupos (grupo yoga y grupo control ; n = 12 cada uno) los días 1 y 30. Durante esos 30 días un grupo recibió entrenamiento de técnicas de yoga, no así el otro, que continuó su vida corriente. En cada evaluación se registró la línea de base de la frecuencia cardíaca durante un minuto. Luego, durante los seis minutos siguientes, se les pidió a los participantes que trataran de reducir voluntariamente su frecuencia cardíaca utilzando cualquier estrategia. Se observó que, en el grupo yoga, la frecuencia cardíaca basal y también la frecuencia cardíaca más baja obtenida voluntariamente durante los 6 minutos habían disminuido significativamente entre los días 1 y 30. Tal disminución representaba, en promedio grupal, 10,7 y 6,8 latidos/minuto, respectivamente (p < 0,05, Wilcoxon paired signes ranks test). Por el contrario, en el grupo control no se observaron cambios significativos de la frecuencia cardíaca basal ni de la frecuencia voluntariamente disminuida entre los días 1 y 30. Estos resultados sugieren que el yoga puede ayudar a que los practicantes encuentren estrategias propias para reducir la frecuencia cardíaca, con eventuales aplicaciones terapéuticas.

Regulación arterial mejorada por la acción parasimpática
Se ha cuantificado la sensibilidad del barorreflejo gracias a dos índices creados por Bowman (1997) : un índice de altas frecuencias, HF (0,15 ; 0,35 Hz, relacionado con la acción parasimpática) y un índice de las frecuencias medianas, MF (0,05 ; 0,15 Hz, testimonio de la actividad ortosimpática). Estos índices se calculan por análisis espectral de las fluctuaciones espontáneas del ritmo cardíaco y de la tensión arterial. En personas mayores normotensas y sanas, un entrenamiento aeróbico de corta duración no modifica ninguno de los dos índices. La práctica de yoga aumenta el HF, pero no el MF.

Estudio del comportamiento muscular
Aumento de la resistencia física

(1991), evaluando la potencia aeróbica (VO2 max, es decir, el caudal máximo posible de oxígeno consumido durante un esfuerzo) y la potencia anaeróbica en estudiantes de medicina, antes y después de seis semanas de formación yóguica, observaron un aumento significativo de la potencia aeróbica y una disminución significativa de la potencia anaeróbica. Esto podría deberse a una conversión de una parte de las fibras musculares rápidas (« fibras blancas », fast twitch) en fibras lentas (« fibras rojas », slow twitch), gracias a la práctica del yoga.

Los estados de la consciencia

aumento del tono de los vasos periféricos, variable según las zonas en actividad

aumento de la tensión arterial
tono gloobal de acción
movimientos orientados hacia un fin
EEG con predominio beta
interacciones interoexternas desincronizantes (perceptividad, actividad)
variaciones hormonales
procesos variables focalizados por la acción en curso, complejización por llegada de informaciones. Esfuerzo, combate, lucha por la vida
estado con predominio de la satisfacción

respiración lenta y regular característica

pulso lento y estabilizado
tono vascular periférico más bien disminuido, homogéneo en las diferentes zonas
disminución de la tensión arterial
disminución del tono muscular
inmovilidad global
EEG con predominio delta
interacciones corticoviscerales sincronizantes. Procesos de armonización orgánica
¿estabilización hormonal ?
pensamiento lógico-práctico y postergación
estado con predominio de la necesidad
Sueño paradójico

metabolismo activo
necesidades de oxígeno aumentadas
respiración de amplitud variable
pulso variable
¿ tono vascular ?
¿ tensión arterial ?
tono muscular extremadamente disminuido
movimientos oculares rápidos
EEG con predominio beta
comunicaciones corticocorticales desincronizantes. Proceso focalizado endógeno
simpaticotonía sexual
refuerzo de las motivaciones, enriquecimiento de las perspectivas, secuencias de representaciones
estado con predominio del deseo

Los cuatro estados de la consciencia

Léxico

Rápida sucesión de espiraciones e inspiraciones enérgicas. El aire es aspirado y expulsado con fuerza, como lo haría un fuelle.

è Respiración rápida : 120/min

è La inspiración y la espiración se efectúan por la nariz, ambos tiempos tienen igual duración, el roce del aire en la garganta produce un sonido específico de esta respiración.




El Yoga ante la Ciencia (Espiritualidad, New-Age - Otros)    -    Autor : Edelmar - USA


25318 visitas desde 2007-12-22
última modificación : 2007-12-22

Usted también, cree su propio sitio !
Espacio reservado al autor del sitio
Contraseña :
Contraseña olvidada ?
Zen-Blogs.com

Zen-Blogs >> Espiritualidad, New-Age >> Blog #5